Entrevista al joven piloto del TOTAL TP RACE

El joven piloto nacional, Jorge Bas, viajó a Italia para cumplir su sueño de ser piloto profesional, pero por falta de patrocinio tuvo que regresar al país. Hoy su tiempo lo divide entre las horas de estudio de ingeniería civil y el entrenamiento para rendir de la mejor manera en la TOTAL TPRace, competencia en la que se mantiene peleando el podio.

Jorge Bas

Jorge Bas Viguera (24) sonríe en el autódromo de Internacional de Codegua. Las nubes y el frío amenazan a la ejecución de una nueva fecha de la TOTAL TPRace, pero a él nada parece importarle. Frente a él, Rodrigo Hernando, piloto de Citroën DS3 y principal rival de la competencia, pero también una de las personas que lo animó a seguir adelante con el automovilismo tras su retorno a Chile. 

El joven piloto nacional en 2014 vivió en Italia donde destacó en la F2 Italian Trophy. Hoy el escenario es diferente. Tras su paso por Europa regresó a Chile para formar parte de la escudería Citroën en la TOTAL TPRace, instancia en la que ocupa el puesto tercer lugar del ranking general con 57 puntos.  Además, su vida no sólo se vive frente al volante, sino que también se complementa con sus estudios de Ingeniería Civil en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

¿Cuál ha sido tu recuerdo más importante como piloto?

El recuerdo más lindo de toda mi carrera como deportista internacional, fue cuando hice la Post Position en La Serena, en el 2012. Ahora en la universidad tuvimos una actividad en la que yo conté mi experiencia como piloto y por esa misma actividad comencé a recordar toda mi carrera y mientras estaba en esto volví a revivirla y la verdad es que yo creo que debe ser el minuto más lindo de mi carrera como piloto, como en términos deportivos. Las que he tenido acá en Chile o en el extranjero son muy lindas y son muy emotivas, pero esa vuelta, es la que me marco.

¿Qué es lo más duro que vive un piloto joven?

En general, para mí fue convalidar. Llevar en conjunto una carrera tan exigente como Ingeniería Civil y el deporte, ha sido una lucha constante, sobre todo a mi que me cuesta organizarme y poder mantenerme  competitivo. Es complicado entrenar y al mismo tiempo estar estudiando para pasar y aprobar los cursos.

Yo creo que soy exigente conmigo mismo, pero nunca me conforme con solo correr en auto o solamente estudiar... siempre quise tenerlo todo, seguir estudiando ingeniería, en la Católica, y seguir corriendo afuera de Chile, tratando en el fondo siempre de ser mejor.

Háblanos de tu salida de las pistas internacionales...

No fue una decisión que yo tome. No pude correr el año pasado por falta de auspicio. Tenía un plan a tres años para llegar a la GP3, que partía por correr la formula 3 Duncan, en un equipo español. Yo estaba listo en el equipo de Emilio Vigliotta y Teníamos prácticamente todo cerrado. Yo ya me iba a vivir a Madrid con unos familiares que tengo allá, tenía el plan prácticamente listo y por falta de auspicio no pude llevarlo a cabo, me tome un año sabático obligado.

¿Qué crees que pasa con el automovilismo en Chile?

Es un deporte difícil, sumamente caro y que lamentablemente en Chile no tiene muchos seguidores. Esto puede atribuirse a que hace un par de años prácticamente no había autódromos. Ahora tenemos Codegua, está renaciendo Temuco (Interlomas), pero hace un par de años no teníamos ningún lugar donde competir. Es un deporte que le ha costado mantenerse en pie y en particular acá en el país.

Ya que mencionaste los avances que se están viendo a nivel de pistas, ¿qué opinas de la Total TP Race?

Yo creo que la Total TP Race es un excelente campeonato. Estoy más que contento y orgulloso de poder participar en esta. Cuando partimos en conversaciones con el equipo Citroën, yo estaba un poco decepcionado del automovilismo en Chile: estaba enojado por no poder correr el año pasado, pero entendí que mi oportunidad afuera terminó y que ahora tengo que enfocarme aquí. Hoy debo tratar de ayudar a que no le pase a las futuras generaciones lo que me paso a mí, y la primera forma de hacer eso, es poder ser parte de un campeonato importante, un campeonato competitivo, limpio, como la TOTAL TP Race. Es por eso que decidí competir y hacer que crezca y que el nivel suba en Chile, me siento muy orgulloso de poder representar a Citroën.

¿Crees que la TOTAL TP Race necesita algo más?

Yo creo que está bien enfocada, lo que falta de repente y generalmente en Chile es que las autoridades sean un poco más rígidas, porque hemos tenido un par de ocasiones en las que algunos pilotos han podido influenciar las decisiones del jurado y autoridades para perjudicar a otros, entonces, necesitamos autoridades que sean un poco más firmes y un poco más profesionales en el sentido de que la decisión que tomen sea la decisión final y que no sean afectados por  comentarios o cosas que dicen otros pilotos sobre el típico ‘cahuín’ chileno.

¿Qué opinas del la participación de TOTAL y su apoyo al automovilismo de pista?

Se merece respeto. Agradezco un montón que estén haciendo posible el avance de esta categoría.

¿Cuáles son tus planes a futuro? Sabemos que quieres seguir ligado a las pistas pero desde la ingeniería

Actualmente soy parte del equipo Citroën no solamente como piloto, sino que también estoy dentro del equipo Tobero Motorsport, que está actualmente desarrollando autos de carrera, tratando de hacer una nueva categoría de autos hechos en Chile y  estoy tratando de apoyarlos y trabajando en el desarrollo de este proyecto y en el desarrollo del equipo.

¿Tienes planes internacionales?

Hace poco corrí en Costa Rica, en cuatro fechas y ya estoy en conversaciones con el equipo para ver si renovamos el contrato. Claramente ya no es con la intención de llegar a la Fórmula 1, como era antes, pero sí con la mejor intención de dar mi mejor participación y actuación en pistas extranjeras.

Pasamos el primer semestre del año 2016, ¿Qué evaluación haces?

Ha sido un año difícil porque el año pasado no corrí y entonces este año volví a las pistas muy oxidado, pero si tuviera que decirte cuál es mi mejor año, sin lugar a duda es el 2014, que fue la época donde estaba viviendo en Italia, corriendo la F2 Italian Trophy, y a estas alturas estaba punteando el campeonato.

¿Qué te marcó de esa época?

Tengo un muy lindo recuerdo de estar viviendo en Italia, estar trabajando y estar pensando siempre en las carreras, en tratar de mejorarme, en todo lo que yo hacía y en todo lo que yo trabajaba allá, era solamente para las carreras.


Era lindo poder estar 100% enfocado en este deporte. Yo me despertaba en la mañana, iba al gimnasio, iba una vez a la semana a entrenar, ya sea en karting, en simulador o en pista e iba al taller una o dos veces por semana.


Tenía una vida de corredor de autos, de deportista que acá en Chile no puedo tener por términos de estudio.

Actualmente, ¿cuál es tu rutina del día?

Ahora estoy prácticamente enfocado en la universidad. La verdad es que este semestre en particular ha estado súper duro; difícil en términos de estudio y si me ha costado mucho llevarlo en paralelo con las dos categorías que estuve corriendo este semestre, así que mi rutina, es la rutina clásica de un estudiante universitario que tiene que estudiar mucho.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

??