¿Cómo puedo cambiar el anticongelante del auto?

Antes de darle todos los consejos necesarios para cambiar el anticongelante, nos gustaría profundizar en sus conocimientos sobre el mismo.
 
¿Qué es el refrigerante?
 
El refrigerante es el líquido que contiene el radiador de su vehículo. Tiene 2 funciones principales: ayuda a prevenir el recalentamiento y la corrosión del motor y lubrica las partes que están en contacto con él, como la bomba de agua. Algunos de ustedes podrán preguntarse ¿cuál es la diferencia entre anticongelante y refrigerante?
 
Refrigerante vs. anticongelante:
 
El anticongelante tiene las mismas funcionalidades que un refrigerante, pero impide que el líquido se congele al estar expuesto a muy bajas temperaturas.
 
¿Cuántos tipos de anticongelante existen?
 
Existen dos tipos principales de anticongelante: verde o naranja/rojo. Le aconsejamos que se remita al manual del propietario para ver qué tipo de anticongelante necesita su motor y en qué proporción (el anticongelante debe mezclarse con agua).
 
¿Cuándo debe cambiarse el anticongelante y cada cuánto tiempo / cuándo cambiar el refrigerante?
 
Debe cambiarse una vez cada dos años, dependiendo del tipo de clima en el que viva e, idealmente, hacia comienzos del invierno.
 
¿Cómo verificar el anticongelante?
 
Verificar el anticongelante es algo muy simple de hacer.
 
En vez de abrir la tapa del radiador, simplemente verifique si el líquido alcanza la marca “Lleno” que se encuentra en el costado del depósito. Si no alcanza la línea “Lleno”, agregue una mezcla de agua y refrigerante en una proporción de 60/40. Algunos refrigerantes ya vienen premezclados, así que lea las instrucciones del envase para ver si necesita agregarle agua o si lo puede utilizar tal como viene.
 
Se le puede agregar agua al sistema refrigerante solamente en casos de emergencia (en tal caso, deberá hacer un purgado completo y cambiar el refrigerante).
 
¿Cómo purgar el anticongelante/cómo drenar el refrigerante del motor y cambiar el refrigerante?
 
Cambiar el anticongelante es algo muy simple de hacer.
 
  • Paso 1: Asegúrese de que el motor esté frío, ¡no saque la tapa del radiador hasta que se haya enfriado!
  • Paso 2: Estacione su vehículo en un piso nivelado y con el capó abierto.
  • Paso 3: Ubique el depósito de refrigerante y saque la tapa del radiador.
  • Paso 4: saque la tapa.
Si su auto tiene un tapón de drenaje en el radiador, coloque un contenedor abajo del tapón para que junte el líquido antiguo y luego saque el tapón.
 
Si su auto no tiene un tapón de drenaje, deberá desconectar la manguera inferior del radiador torciéndola de lado a lado para romper el sello.
 
  • Paso 5: vuelva a colocar las mangueras o el tapón de drenaje.
  • Paso 6: para evitar bloqueos por aire en el sistema, ponga el ajuste de la temperatura en su punto máximo.
  • Paso 7: tome la proporción correcta de anticongelante y agua y póngala en el tanque de expansión hasta la marca de nivel máximo.
  • Paso 8: encienda el motor y continúe recargando el refrigerante hasta que llegue al nivel máximo.
  • Paso 9: vuelva a poner la tapa del radiador, asegúrese de cerrar bien el depósito de refrigerante y deje que el motor siga funcionando.
  • Paso 10: deje que el vehículo se enfríe durante unas cuantas horas y luego vuelva a verificar el nivel del refrigerante. Recargue en caso de ser necesario. Cambio del refrigerante de motor, ¡hecho!

 

??